lunes, 27 de febrero de 2012

EL ABISMO

video
Aunque el tiempo nos ahogue, tendrás el tuyo para quitarte la máscara y vendrá alguien que no conoces y te demostrará lo que hiciste mal.
Te sentirás culpable de tanta desgracia, cansado de deambular; pero sabias que el tiempo es corto y que tenía que venir, no me esperabas, acá estoy, mírame; a tus órdenes.
Estamos para hacer el bien, con amor; no desesperes, alégrate. Los locos se están yendo, nosotros reconstruiremos, reviviremos, gritaremos y planearemos una patria mejor, en equipo.
Ya verás.
José Luis senlle.

DE LA DICTADURA A UN GOBIERNO PARLAMENTARIO


El 23 de diciembre de 1975, recuerdo haberle preguntado a mi madre si al otro día sería la noche buena; le hice esa pregunta porque a mis nueve años veía en vivo y en directo el ataque sufrido el batallón 601 comandante Viejobueno de Monte Chingolo, vivíamos a seis cuadras; el ejército argentino defendiéndose de unos locos que habían tomado el batallón para el secuestro de armas; me llamó la atención los proyectiles que descendían desde helicópteros, eran como balas de fuego desde las alturas hacia el campo, el combate duró pocas horas; luego de eso, el silencio.
Pasaron noventa días del espectáculo macabro, el barrio hablaba de los muertos, de los colectivos de línea incendiados en la esquina del mi casa, de las mujeres y hombres jóvenes que habían fallecido por una causa que ellos creían justa; me explicaron que ganaron los justos. El golpe militar fue el 24 de marzo de 1976, luego de un ultimátum de verano para poner “orden” en la nación.
Luego de ocho años de terror estatal, paraestatal y civil; sobrevivimos a todo eso, vi la quema de un ataúd por parte de un político de provincia de Buenos Aires y mi certeza de que las elecciones las ganaba un padre que nos cuidaría, que nos abrazaba a todos. Alfonsín tenía cara de buen tipo. Concuerda con mi ingreso a la facultad de medicina, pulcra, limpia y sin ruidos molestos que al poco tiempo se transformó en un gran comité político, Franja Morada contra la lista Recuperación del partido comunista; decidí estudiar para salir rápido de ese antro de rejunte de ideas antiguas, lo único que tenía bueno la facultad era la cantidad de maestros y profesores sabios y con ganas de enseñar.
El pobre Alfonsín quedó solo ante planteos los militares, civiles, saqueos y tuvo que pactar en “democracia” su retirada del poder ante la plana mayor de viejos políticos que deseaban hacer otra cosa con argentina.
Vino Menem y las privatizaciones, continuación de un régimen militar dado desde diciembre del 75; regaló el país a gente que nadie conocía, todavía estamos buscando la plata de lo vendido o entregado.
Pasaron dos periodos gobernados seis años en el primer periodo y cuatro en el segundo, diez años de total desarme del estado, continuación de una política anemizante, es como si a Don Carlos Saúl lo hubiesen mandado a hacer lo que hizo, “Menem lo hizo”, la convertibilidad, “el deme dos”, los viajes a Miami, la estupidez de irse de viaje con el dinero de la venta de las joyas de la abuela, el vivir el hoy con pizza y champagne, buscar libros de Sócrates y el mejor libro era “El príncipe”, las más lindas estaban en tv y eran mujeres del presidente; más muerte y destrucción, atentados a la embajada y a la mutual, muy sospechoso lo que le ocurrió al hijo del presidente; jueces comprados, sindicatos separados y vendidos, la debacle del último tiempo hasta el año 1999.
Terminó el descalabro la esperanza cayó sobre un marmota y un rejunte de comerciantes que no pudo hacer nada sino continuar con un plan de desmadre económico y financiero impuesto por el gobierno de Menem; se cambió la pizza por el sushi, un vicepresidente que renuncia prometiendo luchar desde afuera y finalmente muere en política con sus promesas, el corralito; Cavallo con su convertibilidad devaluada, cacerolas en la calle, estado de sitio desobedecido, muertos por la policía y el helicóptero que salía cobardemente desde el techo de la Rosada.
El poder recae en una junta de sabios, viejos idiotas que se perpetuán en sus puestos por viejas listas sabanas y en una semana pasaron cinco estúpidos que se creian saberlo todo, uno de los cráneos decreta “falta de dinero” para pagar deudas y el aplauso de un “honorable” congreso que dice que “estamos de acuerdo”, lo echaron al otro día, ni se dio cuenta que lo usaron para eso.
La política de devaluación del ex vicepresidente de Menem, ex gobernador de la provincia de Buenos Aires, decreta convertibilidad de tres a uno; aumento de la pobreza, pacificación nacional y muertes en Avellaneda. Eligió como mi candidato a un patagónico.
El patagónico nunca pudo ganar una elección nacional, sino fuera por el retiro pactado de Menem en aquella elección del 2003, donde estaríamos ahora.
El gobierno de Néstor Kirchner se caracterizó al igual que el de Menem, con “El príncipe” en mano, malinterpretando a Don Nicolás Maquiavelo, por un gobierno feudal, al mejor estilo Lorenzo de Médicis, comprando tropa para defender lo que no existe: la patria dividida, ellos contra nosotros; Clarín miente; los oligarcas sojeros; la 125; Jaime y sus aviones; trenes; barcos casinos y un cúmulo de mercenarios pagos con puestos estatales; corrupción y muerte con el agregado de desaparecidos en la “democracia”. Néstor se murió, al igual que Giuliano de Médicis, “con un puñal en el corazón”, solo faltó la catedral de Santa Croce, pero tiene su mausoleo.
Antes de su muerte, deja la “heredera”: no aprendió nada, pobrecita, vestido negro, cicatriz en el cuello, sin medidas a tomar; a su gobierno lo manejan una serie de inescrupulosos, soberbios que al más mínimo reparo catalogan como “gorila”, pobres muchachos que no saben qué hacer con lo que el pueblo les dejó y se creen que haciendo negocios que abultan sus bolsillos hacen bien, no faltan estimulantes por todas las vías para poder sostener una mentira que viene desde los años setentas.
No me propongo cambiar la historia; lo hecho, hecho está, lo perdido ya no se recupera. Solo la ayuda de todos los que queremos cambiar el país para nuestras generaciones venideras podemos hacerlo.
Propongo una reformulación del estado basada en la educación y la empatía, trabajo que llevará tiempo y recursos; seguridad basada en todas las fuerzas de seguridad existentes; proyectos con viabilidad y sostén en el futuro. Propongo el camino correcto mediante el consenso de todos; propongo un gobierno parlamentario, con verdaderos expertos que sepan decidir a favor de nuestro país y no pensando en el bolsillo de cada uno, no queda otra que pensar en argentina insertada en el mundo. Ya es hora de abolir la monarquía.

José Luis Senlle
www.jsenlle.blogspot.com

jueves, 23 de febrero de 2012

GRACIAS


GRACIAS A LAS 831 PERSONAS QUE HAN PASADO POR ÉSTE MURO A SALUDAR EN EL DÍA DE MI CUMPLEAÑOS.
DÍA TRISTE CON 50 MUERTOS Y 678 HERIDOS, CON CANALES DE TV EN LOS HOSPITALES Y DESESPERACIÓN DE FAMILIARES, MI GENTE SUFRE; GRACIAS A LA CORRUPCIÓN REINANTE DE UN GOBIERNO QUE, A PARTE DE MEDIOCRE, NO TOMA LAS MEDIDAS NECESARIAS NI SIQUIERA PARA PALEAR LA POBREZA.
MI PAÍS... NUESTRO PAÍS... NECESITA HE IMPLORA CORAJE DE SUS MANDANTES Y LO ÚNICO QUE SE VE, SE OYE Y SE RESPIRA ES CORRUPCIÓN DE UN GOBIERNO QUE NO LE LLEGA A LOS TALONES A LA PEOR IMITACIÓN DEL COMUNISMO.
VIVA EL PAN Y CIRCO, VIVA LA ESTUPIDEZ, VIVA LA CORRUPCIÓN.
ESPERO ALGÚN DÍA, QUE SEA PRONTO, QUE MI PATRIA DESPIERTE Y VIVAMOS COMO NOS CORRESPONDE Y NOS MERECEMOS.
GRACIAS A TODOS. HE DICHO. Jose Luis Senlle. Constructor de pensamiento.

sábado, 18 de febrero de 2012

EL GRITO


Muchas veces me pregunto ¿qué es estar dormido?, ¿Qué se siente en la oscuridad vacía?, ¿se piensa cuando se duerme o solo se duerme, practicando para una mortalidad eterna?, ¿Qué tan perfecta es la droga adormecedora que sirve para un sueño tan profundo?, ¿hasta cuándo o cuánto tiempo dura?
Son preguntas que todavía no pude contestarme, busco las respuestas, a veces desesperadamente, otras, con esperanza.
Atino a contestarme, no sé si las respuestas tienen verdades que me satisfagan y no me conformo; hay veces que quisiera probar esa adormidera para entender lo que pasa, pero no me gustan los efectos que produce ese mal, sin miedos pero con respeto porque observo sus efectos adversos.
Pacíficamente el dormido se entrega a las situaciones que desconoce y no ve, no despierta por más ruido que le hagan en sus oídos, no puede preguntarse nada y al carecer de conciencia se deja manipular.
¿De qué hablan, los que hablan de nosotros y ellos; quienes son nosotros y quienes ellos?
¿Nosotros la sociedad dormida y ellos los políticos sostenedores de la jeringa?
Porque no existe entre los políticos el nosotros y ellos, no veo una división clara entre oficialismo y oposición, por que el oficialismo duerme a la oposición. Los radicales son iguales a los peronistas; de los malos sale el comunismo, ese afán de querer controlar al dormido mientras duerme y si alguno se despierta, salen de noche los aterrorizantes para continuar poniendo en las venas la “doctrina” para que ellos puedan seguir “trabajando”, las leyes se aprueban sin discusión y de madrugada, nunca a la luz del día; desconfío de esas leyes.
El grito que uno solo da, se extiende durante un tiempo, el necesario para que los doctores de la noche apliquen su droga y luego salgan los doctores del día a explicar en programas televisivos de política el por qué, sin entender el cómo y no teniendo la visión de futuro a largo plazo.
En nuestro país, todo es a corto plazo, no hay plan, no hay modelo, no hay nada; solo negocios entre ellos, la mediocre y vieja clase política.
No veo separación social, nosotros seguimos siendo de las tres clases clásicas, ricos, medios y pobres. Ellos, la burguesía política son los ricos de la noche, los que roban pero hacen, no sé que hacen todavía porque los medios de comunicación, sospechosamente, no informan lo que ocurre ni de día ni de noche, por ende, los medios también entraron en la clase burguesa y probablemente nos roben los sueños.
Los despiertos nos cuidamos entre nosotros, nunca nos dormiremos y hablando en voz baja somos los vigilantes de la sociedad, somos los odiados, los terroristas del día porque la noche ya tiene dueño, esos mismos que aplauden en las cadenas nacionales cuidando sus negocios.
Los despiertos pronto nos reuniremos para elaborar un plan de destete al adicto; no soy de izquierda, ni de derecha, soy de abajo… Somos esa lava de volcán tratando de salir a la superficie y será de día.

José Luis Senlle
www.jsenlle.blogspot.com

miércoles, 8 de febrero de 2012

DESDE LA UDLC HASTA EL PENSAMIENTO CIENTIFICO


Desde que fuimos colonia hasta nuestras fechas, ha habido peleas y luchas filosófico políticas con respecto a cómo y cuándo gobernar. La eterna pendulacion repitente de los argentinos a quienes con nuevas ideas, todas revolucionarias, por cierto, saldremos adelante y volveremos a ser lo que éramos, dentro del top ten de los mejores países del planeta.
La necesidad de liderazgo de las masas y el desagrado critico de la aristocracia a la vulgaridad moderna, llevan a necias luchas que no sirven de mucho.
En nuestro país hay una insuficiencia de positivismo democrático, de creer en “el roban pero hacen” generando una sintaxis negativa de los sin cultura.
El idiotismo proveniente de un gobierno que no sabe lo que busca, por carecer de medios intelectuales e incluso, me animo a decir filosóficos, hace que la sociedad se divida en zombies y comunes.
Las masas son fanáticas por carecer de pensamiento crítico, actúan a escondidas, de noche, con ganas de sangre, particularmente de los comunes, las masas son tan manipulables que al llegar al punto de la muerte del líder, ni siquiera piensan, miran al lado del difunto a quien acaricia un cajón; ese será el nuevo líder.
Entre los comunes hay quien se hizo las preguntas de rigor y otros solo esperan lo que decida la masa. Entre los interrogantes que deba hacerse una sociedad de comunes es “¿de dónde venimos?”, hacerse esa pregunta y repasar la historia de la independencia de cómo fueron los hechos y vivir esa época es la primera pauta del crecimiento intelectual, primero y político después.
Volver al pasado sin preguntarse si los grandes hombres hicieron bien lo que hicieron, sin dogmatismos y ubicándose en la época, es crecer, imitar a los próceres en las actuaciones, es madurar. Si se dejan las críticas de lado, sabiendo que fueron hombres, e hicieron lo que pudieron, viendo la forma, el modo, el lugar y los sentimientos de cada uno, valorando lo bueno, podremos ver la luz que desemboca en nuestro corazón.
El politiquero barato de nuestra época, permanece en su puesto durante largos años, son siempre los mismos, piensa el común de la gente. Lo que hacen estos genios es cambiar de bando cuando las situaciones lo permiten o se lo mandan, hay varios ejemplos.
Los politiqueros nuevos se suben al colectivo que mejor los deja en la parada para hacerse un colchoncito de plata, vivir bien, tener una buena jubilación, obvio, mediante corruptela y aprender de los viejos que ya la hicieron.
La escuela política de la Universidad de la calle es la escuela de la corrupción, del desapego por los demás y de la psicopatía generalizada. El insipiente político de tamaña universidad es el peor de todos, cree que la calle enseña y no entiende que la calle deforma; se transforma en el punterito que consigue favores a la gente para luego conseguir votos bajo amenaza.
La política es el arte de hacer lo posible, se estudia científicamente, cuando un universitario de la calle consigue algo, siempre y sin excepción es algo mal habido.
La política es número, es vida, es filosofía, es sentido común y si un puntero se pone a discutir definiciones que solo se aprenden en los libros, se degradan las palabras.
La política punteril viene del siglo XIX con el manejo de las masas, la realpolitik en nuestros tiempos carece de valor, incluso Napoleón si es traído a nuestro siglo no sabría qué hacer.
La política es la ciencia y el arte de hacer lo posible, de determinar los costos y beneficios de decisiones a tomar, de pensar en las generaciones venideras, la política depende de la observación como hecho científico y como éste, tiene su método y sus prácticas.
Los viejos políticos carecen de ciencia, tomaron el arte como un trabajo y si se trabaja se pierde el arte, se pierde incluso la determinación de cuando retirarse, no se jubilan porque la universidad de la calle les enseña que todo es poco.
Un verdadero estadista sabe sus límites, es dotado de gran responsabilidad y sabiduría.
No existen políticas de derecha, de izquierda o de centro; existe el pensar, razonar, consultar, actuar y el negociar.
Estoy seguro que los comunes, mediante estas letras, se elevarán en sus pensamientos y corazones para realizar, con trabajo, una nación más libre, justa y soberana. Queda en nuestras manos decidir lo que queremos para nuestros nietos, el trabajo es mucho, es construir y sumar. Es patriótico.

José Luis Senlle
www.jsenlle.blogspot.com

lunes, 6 de febrero de 2012

IRONIA... Dulce ironía


LA IRONÍA ES LA CAPACIDAD DE REÍRSE DE LA VIDA CUANDO TODOS LA TOMAN EN SERIO.UN SER IRÓNICO ES SUPERIOR AL RESTO, AUNQUE EL RESTO SE CREE SUPERIOR AL IRÓNICOME ENCANTA LA IRONÍA PORQUE DICE CON PALABRAS LO QUE EL GESTO NO PUEDE.EL QUE NO ENTIENDE LA IRONÍA, NO ENTIENDE NADA, SIEMPRE LLEGA TARDE. Senlle.

Ser irónico es estar desnudo frente a los más cobardes.
Amo ser irónico porque nadie penetra la piel.
Ser irónico es reírse de uno para superar al otro; el irónico es rey.
Imagínense al irónico pensar...
Despojado de riquezas, totalmente desnudo, el irónico asume su muerte y no tiene nada que perder y si pierde no le importa.
El irónico no cree en verdades, cree en lo que observa.
El irónico carece de caretas porque no las necesita. Y si es necesario las crea.
Las crea para corresponder al otro.
El irónico practica la ironía porque fallece con lo que le da la vida.
El irónico vive y muere pobre, al servicio de la humanidad.
Diógenes le pregunto a Alejandro... Quien es rey??? -Vos o yo???
La ironía es un estilo de vida, nunca una forma.
En ironía, el hombre sobrevive a la inteligencia de los astutos, pero la astucia es la desinteligencia del irónico.
Soy irónico para no lastimarme, de la inteligencia del astuto, sencilla falsedad del mediocre.
El mediocre utiliza falsedades para engañar, el irónico engaña esas falsedades.
Nunca subestimes a un irónico, es más inteligente que las falsedades de un mediocre.
Escrituras irónicas, en una tarde irónica para un pueblo para nada irónico... Somos todos sabios.
El problema es... Tomarlo en serio...

José Luis Senlle.

domingo, 5 de febrero de 2012

SOCIEDAD SITIADA


La ciudad, sitiada por los corsos, pretende ser un espacio seguro para las relaciones interhumanas; de madrugada ya, me llama poderosamente la atención los grupos de gente reunida o caminando por las calles, pero con una particularidad llamativa; las chicas, reunidas en grupos de tres a seis, con minifaldas muy cortas y mostrando los atributos femeninos como diciendo… Hey… acá estoy.
Los muchachos, en cambio, reunidos en grupos de seis o más, desarreglados con jeans que se caen de la cintura, mostrando la ropa interior, una remera rota o sucia, despeinados en el mejor de los casos, como mostrando rebeldías ocultas de la vida privada; alrededor de esa junta nunca falta la famosa y bien ponderada botella de cerveza para compartir del pico, pasada de mano en mano, se acaba enseguida; es por eso que la horda se junta en la vereda del proveedor del kiosco de la esquina. Llegado a los diez envases vacios, lo mejor que puede pasar es un grito de “aguante Cristina”.
Estaré volviéndome viejo, pero hace veinte años, la sociedad era otra cosa; el motor de la sociedad en mi época era pura y exclusivamente sexual. No se tomaba alcohol porque salía muy caro y disminuía el rendimiento sexual si nos tocaba algo en gracia, siempre estábamos pendientes si algo pasaba con el sexo opuesto.
El bullicioso ruido de las cadenas nacionales, los tiros de armas de fuego de la PlayStation, la birra toda baboseada por los amigos y los grandes éxitos de los wachiturros van destruyendo las ya jugadas mentes de los jóvenes; el “che, loco aguante Cristina, fiera… tirá un pesito pa la birra” va carcomiendo la sociedad en su más íntimo de los proyectos.
Así como en los setentas era el Criadores con Cola y los cigarrillos de marihuana, cuarenta años después, hemos descendido en la escala zoológica con birra y paco. Las chicas seguirán estando solas, esperando que los muchachos dejen de tomar porquerías y se pongan a pensar que quieren de sus vidas.
La sociedad está sitiada por falta de incentivo, cercada por un tubo de cerveza o un ladrillo de tetra y fumando un porro para olvidar lo que no llego.
Mujeres: cuiden a sus hijas, nuestra sociedad las necesita para despertar de éste mísero letargo provocado por el alcohol y las drogas baratas.

José Luis Senlle.