domingo, 22 de mayo de 2016

PRETENDÉ ALQUILAR UN DEPARTAMENTO



La inmobiliaria no alquila, el locador no loca, la garantía no garantiza, el banco no banca y el sueldo no vale.





En nuestro país tenemos un problema oculto que obviamente nadie ve porque no le interesa a nadie, solamente a los interesados en el tema y a los que les toca de cerca o mejor dicho a los que lo viven en carne propia.
Es el tema de los alquileres de vivienda o departamento, sobretodo en la ciudad no autónoma de Buenos Aires.
Hemos visto que cuando se pretende alquilar un departamento para vivienda y se sale a buscar o a mirar, comienzan las trabas, obstáculos y todo parece una carrera de locura, temor, terror, miedo y preocupación.
Con la nueva ley de alquileres, ahora las inmobiliarias no pueden cobrar los meses por adelantado que ellos querían, eran dos meses de comisión, dos meses por adelantado y un depósito que generalmente era un mes.
O sea para entrar a un departamento recién alquilado eran cinco los meses de alquiler más la garantía propietaria más ingresos comprobables; es decir, todos los certificados de solvencia que podias encontrar, codeudores solidarios con su respectivo recibo de sueldo comprobable y si trabaja en el estado, mucho mejor. Luego de buscar por todos los rincones de la bendita tierra.
Es decir: Que a todo el stress del abandono del antiguo departamento, le sumamos el stress arriba descripto.
Como es ahora… Le sumamos más problemas al asunto:
 DE LA INMOBILIARIA
Vas a la inmobiliaria porque viste por internet las fotos del departamento que te gusto, lindo, caliente, aire acondicionado, alfombrado y te dice que queda sobre la calle “Tal” a tal altura que tienen tantos metros cuadrados y concretás entrevista.
Al ver el depto, los metros cuadrados son la mitad, aproximadamente.
Si buscas dos ambientes, es uno divisible y te prometen que van a poner una pared de durlok que divida el dormitorio del comedor.
Sin contar que las cocinas son un desastre, no vas a conseguir repuestos de la cocina que te alquilan, las mismas están pegadas a las mesadas con terminación de melanina; si encendés el horno una vez, ya no tenés mesada con terminación de melanina.
Preguntás por el agua caliente y tratás de ubicar el calefón o termotanque y resulta que está escondido en el placard donde tenés que guardar la ropa y colgar los trajes.
Le preguntás al agente de la inmobiliaria, si esto está habilitado y te afirma fuertemente.
-Bueno… cuales son las condiciones para alquilar éste o cualquier departamento.
-Son cuatro meses por adelantado que se discriminan de ésta manera:
- Un mes de alquiler, mes de depósito y la comisión del 4,2% de comisión sobre el total del contrato que aumenta según el costo de vida, que ellos calculan un 40% anual.

DE LAS GARANTIAS

Hay tres tipos de garantía:
Propietaria de capital.
Propietaria de provincia.
Seguro de caución o garantía bancaria.
Según los agentes inmobiliarios dicen que los dueños que alquilan éstos inmuebles exigen pura y exclusivamente garantía propietaria de capital.
A partir de ahí nos pusimos a estudiar el por qué la famosa palabra “exclusivamente”.
Desde el año 2012 las propiedades de provincia de Buenos Aires se inscriben en la ciudad de La Plata como bien de familia con “decreto de inembargabilidad” o sea, que si tenés un familiar con una propiedad en PBA, tiene que levantar el artículo para poder darte como garantía la propiedad.
Eso se hace imposible, porque trae indefectiblemente problemas intrafamiliares, sin contar los gastos y el tiempo que insume.
Con las garantías propietarias de capital, pasa exactamente lo mismo, el 80% de las propiedades de capital están a bien de familia. Y si pretendés si o si, como quieren ellos garantía de capital, indefectiblemente tenés que salir a comprarla que valen dos o tres meses o quizás más del total del contrato, ésta garantía no es segura porque está sujeta al pedido de informe que hace la inmobiliaria es decir, si tiene más de 5 informes la garantía es rechazada por la inmobiliaria.
Y ahora me meto en un tema escabroso… LA GARANTIA DE CAUCIÓN.
Las garantías de caución son las que te dan las financieras o bancos que la ofrecen; por ejemplo: Si trabajas en el estado, el banco Ciudad o Provincia; en el banco Nación no hemos visto que la ofrezcan.
Las inmobiliarias o los dueños no aceptan garantía de caución porque están sujetas a retención de impuestos por la AFIP, porque deja de ser un trato particular para convertirse en un convenio comercial y a los dueños, inmobiliarias o lo que sea quien alquile no quiere pagar impuestos al estado por su renta, quizás sea una propiedad no declarada al estado, lo que estoy diciendo claramente que es una estafa al estado, que el mismo no investiga al propietario.
Ahora bien: Con toda ésta información, vas armado pretendo decir armado en dólares y tampoco te reciben los dólares ahorrados por los futuros inquilinos porque la cotización varia diariamente y las inmobiliarias tienen que salir a vender los dólares de las reservas ya alquileres, es una operación sospechosa para la AFIP; que a su vez no podés depositar en CBU porque también devenga impuestos.
Las únicas propiedades que se pueden alquilar con seguro de caución son las de las grandes inmobiliarias que son constructoras de los modernos edificios de cartón y son tan peligrosos que no poseen conexiones de gas, ni final de obra municipal.
Negocio redondo para REMAX entre otros, también grandes empresarios.
Se estima que el 30% de los departamentos o viviendas de la ciudad de Buenos Aires se encuentran desocupados hasta que venga algún gil y se meta con esto y termine endeudado hasta la coronilla o directamente embargado en su sueldo. O los departamentos son usurpados por los diealers más famosos de cualquier barrio.
JOSE LUIS SENLLE
CLAUDIA DONNEWALD
Productores de noticias independientes.