viernes, 7 de noviembre de 2008

UNA OSCURA ESPERANZA

Con el advenimiento de la tecnología y las competencias entre software y hardware, sobreviene en el mundo cambios rápidos y profundos, como la globalización.

Con esos cambios se necesitan líderes que los comprendan y miren hacia futuro, observando la historia sin descuidar el presente.

Con la llegada de Obama, a la presidencia del imperio norteamericano, arriba un hombre joven, que tuvo la capacidad de aprender de otros jóvenes para integrarse a los cambios globales; Barack, tuvo un sueño que nunca abandonó, el de ser presidente, ser un líder mundial. Siendo senador del imperio, no se amilanó. Sin miramientos partidarios, llama, para que lo acompañe en su gestión, gente como Collin Powell, republicano, y es quien sabe el manejo del pentágono.

Estos líderes tienen algo que la gente ve: apertura mental.

Se abre una esperanza, una nueva y oscura esperanza para el mundo que viene, y tenemos que estar preparados para ello, y pido dos cosas: que los argentinos, busquemos y encontremos al líder que necesitamos; y que ese líder sea abierto a los cambios que se avecinan.

Dr. José Luis Senlle

www.jsenlle.blogspot-com