lunes, 1 de diciembre de 2008

POLITICA DE DIRECCION

“Estoy acá avalado por la justicia y por la ley. No hay motivo para intervenir el hospital. Para que eso ocurra debe haber una causa sanitaria, edilicia o administrativa que lo justifique” dijo Spaccavento, desde el despacho de dirección del hospital Argerich.
El juez Gallardo, había repuesto en la dirección del hospital, a Spaccavento como director; era lógica la jugada del Dr. Lemus de intervenir el hospital.
“El director sigue siendo él, pero el gobierno interviene para garantizar los procesos administrativos, se había producido un vacio que podía perjudicar el normal funcionamiento del hospital” dijo el comisionado Dr. Pérez Baliño.
Ésta discusión, dada en el gobierno, porque quiere poner sus propios directores de hospitales, la veo correcta. El director de hospital, es un puesto político, como pasa en todos los hospitales de la república argentina, para que el mismo baje línea política a sus jefes de servicios. Y me animo a decir, que los jefes de servicios, también tienen que ser puestos políticos. Los hospitales de la provincia de Buenos Aires funcionan de ésa manera, y no le va mal.
El jefe de gobierno, tiene la potestad, de ver funcionar a sus hospitales como El dicte, y para eso necesita de directores que le respondan, sean por concurso o no.
Lo de llamar a concurso para director, no debe existir, porque el jefe de gobierno, maneja los hospitales por medio de un ministerio.
Un juez, y un director adversos a la política de estado, de un gobernante, es una combinación explosiva.

Dr. José Luis Senlle
www.jsenlle.blogspot.com

1 comentario:

Un fulano escribió dijo...

T invito a darte una vuelta por mi Blog.