miércoles, 28 de enero de 2009

SOLEDAD

El presidente de facto del partido justicialista, volvió a conversar con Alberto Fernández, para encontrar un candidato para la ciudad de Buenos Aires.
Al más clásico efecto de histrionismo feminoide, Kirchner está muy enojado con Jorge Telerman, porque, éste apareció distendido en medio de la playa negando cualquier pertenencia al Kirchnerismo, ya que los K suponían tenerlo entre sus filas.
Y como es lógico de suponer en éste tipo de actitudes, trata de hacer daño a Telerman reflotando la causa del Sol Group, por presuntas facturas apócrifas en el pago de publicidad, cuando Telerman era jefe de gobierno; obviamente influyendo sobre la justicia.
Sin embargo, el panorama K en la ciudad es inviable para Kirchner, porque Fernández tendrá la caja k de la capital pero no tiene poder de convocatoria entre los jóvenes peronistas y el escenario político, no muestra grandes figuras.
Pese a las chicanas políticas Kirchneristas y el PRO buscando alianzas, aun no está claro quién será el candidato para la ciudad de Buenos Aires.

www.jsenlle.blogspot.com