domingo, 18 de septiembre de 2011

EL PARTO, LA CAVERNA Y NOSOTROS

Una de las cosas más sabias que posee la naturaleza es el proceso del nacimiento, con solo observar y entender éste proceso, nos damos cuenta que la criatura recorre un camino por el canal del parto, produciendo movimientos que, para poder salir, vivir y respirar son naturales y obligatorios; si la criatura no puede salir por algún problema, defecto o imposibilidad, es ayudado por la madre, mediante el reflejo del pujo.
Lo primero que conocemos de la nueva creatura es su cabeza y luego la cara, arrugada por haber nadado durante nueve meses en la oscuridad y con los ojos cerrados para no infectarse las conjuntivas y no quemar sus retinas por la luz del exterior.
Abre los ojos lentamente mientras respira profundamente la nueva atmosfera, el acto que sigue es la primera exhalación del nuevo y primer aire mediante un grito, manteniendo sus ojos abiertos.
El recién nacido, sostenido por una cadena de unión a su madre, es liberado de ella y se produce el primer abrazo maternal, gesto que representa la bienvenida al mundo de la vida, los conocimientos, la luz y del ser.
Así como el acto del parto y nacimiento es instintivo, los gestos del neonato y de la madre también lo son, el abrir lentamente los ojos, el respirar, el exhalar, también es natural.
En el mito de la caverna de Platón, descripto en el libro número siete de la república, se describe alegóricamente éste proceso.
La iniciación a la vida es con los ojos cerrados, respirando aire del nuevo ambiente.
Durante toda nuestra vida, se nos reparte luz, ya sea con las primeras destrezas, o mediante la enseñanza de ciertos conocimientos y los encargados de brindárnoslo son los maestros, los que no enceguecieron con la luz dada, por lo que tuvieron la responsabilidad de abrir lentamente los ojos.
El privilegiado que vio la luz del mundo exterior, estudia y vive ese mundo, en soledad. En un acto de genuino amor, vuelve a la caverna para describir a sus antiguos compañeros de cadenas lo que hay afuera, pero éstos solo escuchan la voz distorsionada, la sombra reflejada en la pared, pues desconocen que hay otra realidad. Algunos se dejaran, por instinto, guiar por el camino, hacia la luz, otros, los que desconocen que hay otra realidad, viven su realidad como única y placentera, toman el camino más fácil de pensar que el maestro está equivocado. Los habitantes de la caverna solo pueden ver y oír lo que están acostumbrados.
Este mito habla del conocimiento y del fanatismo, los argentinos vivimos en la cueva, encadenados y serviles a nuestros carceleros que son los que nos dan una parte, sesgada y tendenciosa, del conocimiento, tomamos al maestro por loco y lo matamos, rememorando el asesinato de Sócrates, obligándolo a tomar la cicuta.
Cuando alguien toma las riendas del conocimiento, debe estar dispuesto a sufrir las consecuencias del fanatismo y la discriminación, como lo sufrieron Sócrates e Hipatia de Alejandría.
Este acto suicida de amor, que se ofrece a quienes que no pueden ver más que las sombras en una pared, se asemeja a la crucifixión de Cristo.
Ese acto de amor, trasciende y se eleva, sin buscar recompensas por ello.
La ignorancia va de la mano de la soberbia, creyendo que los conocimientos son simples sombras en la pared, gritándonos unos a otros los detalles de aquellas sombras.
Salgamos de la caverna, la luz y la virtud nos espera con los ojos abiertos.

José Luis Senlle
www.jsenlle.blogspot.com

11 comentarios:

jorge dijo...

Permítame ciertas libertades, no salió un prisionero de la caverna, salieron varios y tienen todos los privilegios, luego vuelven donde los prisioneros encadenados y les cuenta cada uno sus visiones del mundo, les explican que hay derecho a voto y ellos por gracia se los dan a los sufrientes, estos desgraciados votan, los libertos salen a gozar de la vida, pero los miles y millones de prisioneros siguen en la caverna, atrapados en un mundo de sombras e ignorancia supina.

gracieladas dijo...

Excelente!!

SuzzieQ dijo...

Muy buena su nota...es una pena que sea Ud "justicialista" partido hegemonico por 12 lustros o mas, que diera lugar a todo tipo de abusos, ignorancias, soberbias y traiciones sin dejar un solo dia de producir "POBRES" desde que comenzara con su discurso profanador de la educacion "zapatillas SI, libros NO".

Unknown dijo...

Muy buena su nota...es una pena que sea Ud "justicialista" partido hegemonico por 12 lustros o mas, que diera lugar a todo tipo de abusos, ignorancias, soberbias y traiciones sin dejar un solo dia de producir "POBRES" desde que comenzara con su discurso profanador de la educacion "zapatillas SI, libros NO".

artistica especial 18 dijo...

Muy buen video y muy buena comparación. Mi padre decía que , directa/ al ver tanta gente pobre , sin perspectivas de ningún tipo..."no existía el libre albedrío, al menos para ellos "....
Un cariño

Enrique Guillermo Avogadro dijo...

Excelente, José Luis. Un gran abrazo.

Anónimo dijo...

Buena nota. Un hallazgo el video. Coincido con vos que la soberbia siempre va de la mano de la ignorancia. Mas lamentable aun es que, muchas veces, la ignorancia (y la soberbia)es el contenido del que detenta amplio conocimiento (jamas sabiduría, por supuesto).
Un abrazo
Claudia V

jorge dijo...

ENTIENDO PARA DONDE VA EL MENSAJE CLARAMENTE, ALGUNOS NO CAPTAN SU ESENCIA. EN NUESTRA PATRIA FALTA UN HOMBRE DESLIGADO DE TODO EGOÍSMO, DE TODA INFLUENCIA NEFASTA, PUTREFACTA, ACOMODATICIA, AVARA, QUE SAQUE A LOS ARGENTINOS DE LA CAVERNA.
¿DÓNDE ESTÁ ESE HOMBRE? PUEDE ESTAR MUY CERCA DE NOSOTROS.

VERO dijo...

Sinceramente Excelente Jose Luis,pero me pregunto?..¿Porque en la Argentina no aparece ese hombre?¿o sera que esta a la vista siempre,pero no le damos importancia?¿sera que estamos acostumbrados a los payasos y ladrones?Grandes oradores de mentiras,que se destacan por escandalos,denuncias,pero nos gusta que nos mientan,a pesar de saber que jamas van a cumplir las promesas...Mientras el verdadero,lo ignoramos"por ser tranquilo",Creo que siempre esta cerca,pero no lo queremos,porque nos dice la verdad.Te felicito,Besos.-

Anónimo dijo...

Muy bueno José Luis!!!
Quien puede oír, que oiga (y escuche)... y quien puede ver, que vea..., es un privilegio que da mayor gozo y mayor sufrimiento.
¿Cuál es el ideal de las aspiraciones humanas?
Buenos comentarios.
Aunque descendiendo a nuestra Argentina cavernícola, creo que quien piense o desee que la solución es que aparezca un "salvador de la patria", un líder que nos ilumine, un caudillo, se equivoca, ese es el error que nos ha sumergido desde nuestros orígenes como Nación. Debemos cambiar los argentinos para que la Argentina cambie, y esto no se logra repitiendo los errores del pasado (y de la actualidad).
Hay que seguir ideales, no personas. Lógicamente esos ideales deben encarnarse en personas ejemplares, en conductores que también sigan ideales. Tengamos en claro cada uno de nosotros cuales son nuestros ideales y de allí que país queremos, veremos que los hombres-conductores son una solo una circunstancia coyuntural.
Estamos como una hoja al viento porque hemos perdido el profundo sentido de nación y de patria que originalmente nos unía y que está mucho más cerca de la esencia de la libertad que de los falsos nacionalismos populares personalistas. Hemos confundido patria con territorio a defender, con personas o cosas a exaltar.
¿Qué es lo que verdaderamente nos une a los argentinos? ¿Cuál es esa fuerza centrípeta que ha ido perdiendo intensidad frente a la centrífuga?
José

Marilyn Olocco dijo...

Excelente...y muy ilustrativo.yo he salido de la caverna hace rato y voy en contramano con el mundo pero tampoco encuentro quien me represente para pelearla y poder cambiar las cosas q nos estan destruyendo.Hay cosas q no se pueden permitir ,NO HAY Q DAR HAY Q ENSEÑAR A TENER...HAY Q DIGNIFICAR A LA PERSONA CON EL TRABAJO Y NO ROBARLE LA DIGNIDAD CON DADIVAS.HAY Q SACAR TODOS LOS ENQUISTADOS DE LA POLITICA.Un abrazo y muy bueno todos sus escritos y pensamientos.