miércoles, 8 de octubre de 2008

SALUD CONFUNDIDA

El gobierno porteño, anuncio meses atrás, que iba a iniciar un concurso para la designación de directores y subdirectores de los hospitales públicos de la ciudad, con el objetivo de finalizar con el sistema de nombramientos políticos en salud y así privilegiar la “jerarquización de los profesionales”.

La metodología que están empleando, es subjetiva de corrupción, o al menos, siembra dudas sobre su transparencia. Ya que los directores y subdirectores son recomendados por la gremial de cada hospital y por el sindicato municipal.

Tomemos un ejemplo: hace un mes aproximadamente, fue retirado de su servicio el director del hospital Durand, luego de cumplir doce años de servicio al frente de esa repartición; sin explicación lógica, y pusieron a dedo al subdirector, en el mismo acto; da que pensar que el subdirector, tiene más banca política que el director despedido.

Lo que dice el Dr. Spaccavento, probablemente sea realidad, porque meses antes, realizo una denuncia sobre la compra centralizada de medicamentos y le quedaron dudas sobre la corrupción del proceso.

Que haría yo, frente a estas situaciones.

Me pondría al frente de todo el proceso, para garantizar transparencia, y que no queden dudas sobre el cambio.

Daria información en todos los diarios y revistas sobre lo que se está realizando.

Llamaría a concurso abierto en todos los hospitales y no que se elija director entre la gremial médica y el sindicato municipal.

www.jsenlle.blogspot.com