miércoles, 19 de agosto de 2009

CARTA DE UN ABOGADO A UN MÉDICO

Me parece oportuno transcribir parte de este artículo publicado en el Diario El Cronista, hace aproximadamente dos años, por el Dr. Marcos R. Llambias (h),
(apellido muy conocido entre los abogados argentinos)


Ha tomado estado público la pesadilla que causa desvelos, cuando no infartos, a muchos miembros de la comunidad médica. Los juicios por mala praxis se han convertido en un provechoso recurso de subsistencia para muchos abogados ávidos de litigio, conocedores de las falencias del sistema.


Los títeres del arte de curar, marionetas de obras sociales, hospitales y sistemas prepagos de atención, hospitales y sistemas prepagos de atención médica trabajan donde y como pueden. Su responsabilidad social hace funcionar las instituciones y su irresponsabilidad personal los lleva a exponerse inútilmente. El día en que ellos, verdaderos médicos por vocación, dejen de pensar tanto en el paciente, en su capacitación profesional a cualquier costo, en las instituciones para las que trabajan, y tomen conciencia de lo mucho que arriesgan en cada acto médico, ese día la atención del país se paralizará.

Porque sólo un demente alguien que ha perdido la facultad de discernir entre la bondad y la estupidez, puede aceptar la responsabilidad de barajar una vida humana cuando un sistema perverso y carente en todo sentido no le brinda la seguridad y tranquilidad necesarias para trabajar como corresponde. Porque el médico que asume la responsabilidad en un acto quirúrgico, que se somete al estrés de desplegar su arte sobre un paciente dormido, que asume la lucha contra la enfermedad ajena, que desafía a la muerte sabiendo que no siempre triunfará y que acepta hacerlo por la vergonzosa remuneración que el sistema le asigna, ese médico no es bueno, es estúpido, es alguien que consume toda su inteligencia en el cadalso de su ofrenda personal hacia un prójimo que no le reconoce el esfuerzo. Agotada su paciencia, ya no puede ver que un error, aunque involuntario, le puede costar su patrimonio, su bienestar, su salud. Este suicida altruista figura en todas las cartillas de los sistemas prepagos de atención médica. Trabaja en los hospitales nacionales, provinciales o municipales, superado por un aluvión de pacientes que envejece haciendo colas y recibe atención francamente deficitaria. Deambula por clínicas y sanatorios juntando monedas para poder subsistir.
Este médico, suicida por vocación, inteligente para el prójimo y descerebrado para sí mismo, bueno y estúpido a la vez, responsable ante la sociedad e irresponsable ante su familia, es la carne del cañón, el centro del blanco de la industria de la “mala praxis”. Todo abogado sabe que en este sistema perverso, tan carente de recursos, tan manoseado por inescrupulosos enriquecido a costa de la salud, el médico es el “hilo fino” más fácil de cortar, el candidato ideal para exprimir, el ingenuo más liviano de sacudir para rescatar las monedas que llevan en los bolsillos.
Lo que pocos se han puesto a pensar, es que, en definitiva este ensañamiento médico, que no discrimina entre idóneos e incapaces, entre buenos y malos, decentes y envilecidos comerciantes, es fundamentalmente perjudicial para el paciente. La comunidad toda empieza a sufrir las consecuencias cuando el médico capacitado, con experiencia, con reconocido prestigio entre sus colegas, empieza a “esquivar” la patología difícil, esa donde arriesga mucho y gana poco. El médico que cuida sus espaldas, discrimina por necesidad. La comunidad toda sufre esta realidad, al verse privada de la idoneidad y la experiencia de sus mejores médicos. Porque los mejores, también los más inteligentes, rápidamente ven la necesidad de dar un paso al costado para no exponerse. Si bien es cierto que algunos médicos argentinos no están acostumbrados a responsabilizarse por sus acciones, también es cierto que la inmensa mayoría, no tendría que trabajar en las actuales circunstancias. Arriesgan mucho sin ganar nada. Porque si un cirujano tiene que afrontar un juicio por mala praxis, la demanda supera en miles de veces la remuneración de su trabajo. Una intervención $ 120 puede convertirse en un juicio de $120.000. Así las cosas, los sistemas prepagos de atención médica, circular mediante, solicitan a sus médicos fotocopia de la póliza de seguro suscrita. Ellos, al mejor estilo de Poncio Pilato, pretenden que el médico, con centavos que le asignan por su trabajo, contrate un seguro de “mala praxis”. De esta manera, los líderes de la medicina prepaga se cubren de los errores del servicio que dicen brindar. Logran su cometido sin sacrificar un solo centavo de sus arcas.
Con los aranceles vigentes, ningún médico puede asegurarse contra “mala praxis”. Con temor a la “mala praxis”, ninguno puede trabajar como debería.

El auge de este tipo de juicios no es culpa de los abogados. Ellos, que son muchos y deben subsistir, han visto las falencias del sistema que colocan al médico en la primera línea de fuego. Como frágil fusible de una máquina sanitaria en constante corto circuito, el médico salta y se quema. Gane o pierda, con o sin justicia, con razón o sin ella, el médico debe pagar. La sociedad parece ensañada con los encargados de velar por la salud.
Todos y cada uno debemos ser responsables de nuestros actos. Los errores deben ser asumidos y la impunidad desterrada. Estos grandes objetivos no pueden tener vigencia unilateral. La vida del paciente vale tanto como la del médico. Por el bien de todos, la legislación debe proteger tanto a una como a otra.

4 comentarios:

marisa1956 dijo...

LA VERDAD DR .CADA DIA LO ADMIRO MAS HACE DIAS NO PASABA POR SU BLOG SEGUIDORA PORQUE COMO YA LE DIJE ME QUEDO EN EL PASADO ESTA CARRERA Y LO ADMIRO PORQUE LO LLEVA EN EL ALMA Y EL CORAZON DE LA MALA PRAXIS SI HABRA ME PASO A MI ME DIERON IODO RADIOACTIBO Y NO ME EXPLICARON MUCHAS COSAS Y LA VERDA ESTOY PAGANDO CONSECUENCIAS , POR OTRO LADO LE DIRE EN MI PAIS COMO YA LE DIJE MINISTRA DE SALUD Y PRESIDENTE ONCOLOGO NO EXISTEN LE AMPUTARON LOS DEDITOS A UNA NIÑA.LA PIERNITA Y VARIAS COSITAS MAS PORQUE ERA VIROSICO Y SABE TENIA PEERITONITIS Y LOS PADRES PERDIERON JUICIO , OTRA UNA JOVEN LA OERARON DE SINOSITIS Y NO SALIO HACE TRES AÑOS Y RECIEN SALIO EL JUICIO MEDICO SE LAVO LAS MANOS , HACE TRES DIAS MURIO SEÑOR POR ESTRES SABE QUE TENIA MENENGITIS , HABRA ESCUCHADO QUIZAS NO POR OPERACIONES MENORES HAN MUERTO NIÑOS INCLUSO HERMANO DEL DT DE UN FAMOSO CLUB DE FUTBOL GANO EL JUICIO HABRA ESCUCHADO EL FAMOSO DR.LASALVIA PUES POR TENER DINERO ES TAPADO Y ESTA TRABAJANDO NUEVAMENTE EN MUTUALISTA DESPUES DE HABER MATADO GENTE PERDON QUE ESCRIBA EN SU BLOG PERO ME ENCANTA DR. SI TODOS HICIERAN LO QUE HACE USTED MUY POCOS TIENEN LA NOBLEZA DE TRABAJAR POR SU MERITO .POR VOCACION SABE DR . CONOZCO PERO CONTADOS CON LOS DEDOS DE MI MANO HAY QUE EJERCER PERO CON LA DIGNIDAD Y PREOCUPACION , BUSCAR REALMENTE EL PROBLEMA NO TODO ES ESRTRES VIROSICO POR ESO MUCHAS VECES PAGAN LOS BUENOS MEDICOS POR ALGUNOS QUE ESTAN SOLO DE ADORNO GANADO UN SUELDO MIENTRAS OTROS SI TRABAJAN DE VERDAD EL CASO DE MI MEDICA Y VARIOS MAS SE LE HAN ECHO CARTAS PARA QUE LOS PONGAN EFECTIBOS POR LA DEDICACION QUE TIENEN SABE LE DIGO MAS QUE MEDICO LLAMA A SU CASA PARA VER SI SU MAL YA PASO PORQUE SE QUEDO PREOCUPO POR EL ESTADO DEL PACIENTE POCOS NO BUENO ESTO DR.PASA EN MI PAIS CREO QUE ESTAMOS PARECIDOS Y DISCULPAS POR VENIR A ESCRIBIR A SU BLOG CON TODO RESPETO LO TENGO DE AMIGO EN FACE PERO LE TENGO UNA ADMIRACION POR LO QUE ESCRIBE Y LE DESEO DE CORAZON LLEGUE MUY ALTO SE LO MERECE LE JURO QUE SI FUERA ARGENTINA LO VOTARIA HAY QUE TENER LA FORTALEZA Y DIGNIDAD SE MERECE EL MAYOR DE LOS RESPETOS Y ADMIRABLE SU VOCACION SABE SE LO CONTE A MIS MEDICOS Y ME DIJERON QUE LINDO LO QUE HACIA ESCRIBIRLE SU BLOG ADELANTE DR EXITOS Y DISCULPAS POR VENIR SOY SEGUIDORA DE SU BLOG ME ENCANTA SABER Y QUE EXPLIQUEN MUCHAS COSAS Y A IMITARLO POR LO MENOS DR SENLLES SUERTE MIL CARIÑOS MARI

LA ENSENADA CLUB dijo...

sin desperdicio la nota!! felicitaciones

Anónimo dijo...

Palabras totalmente ciertas y una profunda reflexion sobre lo que arriesgamos en cada acto quirurgico. Muchas gracias

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo el personal profesional de salud es bien mal pagado cuando somos los que cuidamos de la salud y ayudamos a la curación y recuperación de las personas y sigan en su vida diaria. Pero los gobiernos no valoran eso. Damos un servicio es cierto y también es cierto que no producimos capital pero enfermo que puede uno hacer. Sin embargo un ejemplo vivo un deportista cuanto ganan y algunos ni estudiaron pero que tal bien millonarios y uno que . Y todavía el gobierno exije cuando solo somos humanos no dioses y con la infraestructura y recursos que hay hacia a donde.tenemos que ser bien pagados.