miércoles, 3 de noviembre de 2010

ADMITO

Si es por Admitir,
Admito que estoy preocupado.
Admito que la intolerancia en nuestro país se ha convertido en algo común, más que comprar pan.
Admito que ya no se puede comprar pan, porque es un lujo.
Admito que lo mejor de la clase obrera es no trabajar.
Admito que no trabajar aumenta la intolerancia.
Admito que se carece de plan porque si no se tiene un plan o proyecto, no habría intolerancia.
Admito que la intolerancia reina.
Admito que la Reina ha quedado sola, también admito su necedad.
Admito que la necedad de algunos sectores se consolida porque son sectarios.
Admito que los sectarios tienen guerra entre ellos.
Admito que los sectarios tienen verdades absolutas y que no entienden de relatividades.
Admito que el absolutismo, es la verdad de los sectarios.
Admito que existe además, un manejo soberbio en los sectarios, por creer en la razón absoluta y que la razón absoluta existe cuando no hay ojos para mirar otras razones.
Pero lo que no admito en absoluto, el absolutismo hacia la sociedad.
No admito la guerra planteada entre los sectarios y los que no lo son.
Porque los sectarios del poder, intiman a los no sectarios.
No admito la intimación, ni la guerra,
Porque la sociedad que no la quiere.

José Luis Senlle
www.jsenlle.blogspot.com