domingo, 31 de octubre de 2010

VENGANZA O LOS PARALELISMOS DE LA HISTORIA

Lorenzo de Medicis, fue un estadista nacido en 1 de enero de 1449, sus contemporáneos lo conocieron como Lorenzo El Magnífico, su vida coincidió con la cúspide del renacimiento medieval, la edad de oro de Florencia. Su abuelo, Cósimo de Medicis, fundó el primer imperio bancario de la historia y gasto parte de su fortuna en acciones de gobierno, el padre de Lorenzo, también desempeño un papel importante en la política de la ciudad por aquellos años.
Lorenzo fue considerado el más inteligente de cinco hermanos y cuyo tutor, fue el diplomático Gentile Becchi.
Con veinte años y a la muerte de su padre, se hizo cargo del estado florentino, apoyado por el reino de Nápoles.
Un domingo de abril, de 1478, concurrió a misa con su hermano Juliano de Medicis, el cual, fue asesinado por un puñal en la espada, por un miembro de la familia rival, Los Pazzi; Lorenzo, escapó de la iglesia, con el dolor de la muerte de su hermano.
Este hecho, conocido en la historia como la conspiración de los Pazzi, desató una escalada de violencia por parte de la familia Medicis hacia toda la ciudad de Florencia y ésa actitud llevó a la historia a considerar a Lorenzo como un déspota.
La historia sigue cuando un joven monje llamado Girolamo Savonarola carga públicamente contra la descendencia y maldad de la ciudad y cuando Lorenzo muere en 1492, Savonarola lleva a la ciudad hacia la furia de la purificación fundamentalista quemando todo lo perteneciente a los Medicis en la plaza pública, hecho conocido en la historia como la Hoguera de las Vanidades.
Ahora bien, el por qué de ésta historia: se puede comparar la muerte de Néstor Kirchner, con el humillante asesinato de Juliano de Medicis; según la historia, sobreviene una escalada de violencia que pondrá en vilo a la república.
El ejército de mercenarios, descripto por Maquiavelo, quedó descabezado por la muerte de éste personaje que pretendió ser como Cósimo o Lorenzo el magnífico, con violencia y afán de venganza.
La pacificación de la nación depende de la templanza de una Sra. que posee un ejército sin conducción y con mucho odio al frente, que no sabe cuál es su enemigo, porque su lider no dejó claro contra que o quienes luchaban.
Se abren nuevos caminos, la oposición es pacifista y no va a luchar contra ningún ejército sin conducción.
Lo que molesta es la incertidumbre, de nunca haber tenido un plan, un proyecto y una conducción pacifica.
Se verá en los próximos días, como parte de la corte asume el duelo. La templanza, inteligencia y alquimia de una Sra. herida por la muerte, transformen algo amorfo en algo constructivo para la nación.
José Luis Senlle
www.jsenlle.blogspot.com