lunes, 1 de abril de 2013

ME LLEGO Y COMPARTO.


MERITO, TALENTO Y ESFUERZO

Mérito: (del latín “meritum”) Acción que hace al hombre digno de premio o de castigo.
Si aceptamos que hay una relación entre mérito,  talento y esfuerzo, sería interesante analizarla de la manera mas objetiva posible, asumiéndola como una fórmula matemática.
El primer paso debería ser el ordenamiento de las variables y su relación entre si.
A primera vista surge que “mérito” debería tener una relación directa con talento y esfuerzo dado que pensarla como un cociente, llevaría a que, cualquiera sea el numerador o el denominador, este sería inversamente proporcional a “mérito”
p. ej.: merito=  talento
                         esfuerzo
Así, acordamos que:  mérito= talento + esfuerzo
Si asignásemos valores absolutos a cada una de estas variables (talento y esfuerzo), podríamos ver de que depende el “mérito”.
Ecuación A:
mérito= talento 0 + esfuerzo 0 = “0”; no hay nada.
Ecuación B:
mérito= talento 1 + esfuerzo 0 = 1
Ecuación C:
mérito= talento 0 + esfuerzo 1 = 1
Como vemos no hay diferencias entre B y C, por lo tanto no hay mérito.
Ecuación D:
mérito= talento 1 + esfuerzo 1 = 2
Se observa una diferencia entre D y B o C por lo tanto aquí hay un verdadero mérito.
Hasta acá el análisis ha utilizado valores cuantitativos sobre estas variables pero ¿que ocurriría si las analizamos desde un punto de vista cualitativo?.
A saber, el esfuerzo es una condición adquirida que podemos o no desarrollar. Sin embargo, el talento es innato. Nuestra relación con esta condición es fortuita, se nace o no se nace con talento.
Esto relativiza el valor del talento dentro de la fórmula para el mérito.
En una población donde todos fuesen talentosos la única variable que sumaría para el mérito sería el esfuerzo. Lo mismo ocurriría si nadie fuese talentoso.
Podemos concluir que el verdadero “mérito” reside en el esfuerzo
Por último, debemos tener en cuenta que el “mérito” es una abstracción y como tal, difícil de mensurar para que alguien pueda recibir como contrapartida un premio o castigo equivalente.
Un pensador.